Masaje corporal relajación con piedras calientes.

El masaje de piedras calientes de origen basáltico o volcánico también llamado Stone masage, es una terapia oriental milenaria que cuenta con muchos beneficioso para nuestra salud física y psíquica. Es muy relajante, estimula nuestros sentidos, oxigena la sangre y equilibra nuestros chakras o centros energéticos y nos brinda una sensación agradable de completa armonía.

Beneficios del masaje con piedras calientes

Este masaje tiene beneficios tanto para el cuerpo como para la mente. Las piedras frías o calientes son energía viva inorgánica que contienen en su cuerpo energético una serie de minerales (zinc, fósforo, etc.) que trabajan en la reconstrucción de las células de la piel.

Al igual que muchas otras terapias que se realizan mediante masajes, la terapia geotermal también produce notables mejoras en el bienestar general de nuestro organismo. Pero, en realidad, sus beneficios van mucho más allá de la sensación de bienestar que genera. Entre algunos de los múltiples beneficios del masaje con piedras calientes se encuentran:

Mejora las funciones de nuestro organismo, reduce los dolores crónicos –sobre todo los óseos y musculares–, y ayuda a equilibrar el sistema nervioso y el circulatorio.

Nos ayuda a relajarnos, pues mediante el correcto flujo de la energía, armonizamos cuerpo, mente y espíritu, y esto permite reducir notablemente nuestros niveles de estrés.

Por último, pero no menos importante, tiene numerosos efectos estéticos visibles, ya que revitaliza, oxigena e ilumina la piel. Esto es una consecuencia de la mejora de la circulación sanguínea y de la eliminación de toxinas, que contribuyen a reafirmar los tejidos y hacen que la piel tenga un aspecto mucho más terso y saludable.

Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares, así como en los tratamientos de belleza.

 

Aumenta el ritmo cardiaco y la respiración de vasos capilares.
Los tejidos se relajan a un nivel muy profundo por efecto de la temperatura.
Estimula el metabolismo y la eliminación de toxinas.
Incrementa el movimiento de los leucocitos reforzando el sistema inmunológico.
Ayuda a acelerar el proceso de curación y reparación de tejidos dañados.
Tiene un efecto sedante en el sistema nervioso.
La aplicación del calor penetra hacia la musculatura y las articulaciones ayudando a tratar molestos dolores, como artritis y reumatismo.
Ayuda a la circulación de la energía vital.

 

 

 

 

Masaje con Piedras Calientes

Es un masaje corporal que se realiza con piedras volcánicas calientes y aceites aromáticos que despiertan los sentidos, siguiendo los canales energéticos del cuerpo.

Su objetivo es efectuar un masaje extremadamente relajante y beneficioso para el bienestar general de nuestro cuerpo.

¿Cómo se realiza el masaje con Piedras Calientes?

Se realiza con un masaje manual aplicando aceites esenciales vegetables de alta calidad para lubricar la piel, hidratándola y facilitando que las propiedades terapéuticas de los aceites penetren.

El masaje nos ayudará a un contacto reparador. Posteriormente se realizan diversas manipulaciones con las piedras calientes, después se dejan puestas en el cuerpo para que el peso y el calor relajen profundamente la musculatura.

Piedras Frías

Son ideales si se emplean como complemento alternándolas con las piedras calientes, especialmente usándolas en piernas cansadas, también resulta excelente para descongestionar zonas específicas, reduciendo la inflamación y calmando irritaciones. Produce la contracción de los tejidos y también tiene un efecto estimulante.

Duración de la sesión

• 1 hora

Se realiza en todo el cuerpo, pies, piernas, brazos, espalda, abdomen, cervical, rostro.

DSC_1274 (Copiar)

DSC_1268 (Copiar)

DSC_1267 (Copiar)

DSC_1266 (Copiar)

DSC_1265 (Copiar)

DSC_1263 (Copiar)

DSC_1244 (Copiar)

DSC_1243 (Copiar)

DSC_1242 (Copiar)

piedras cal tr